La Pizza desde sus inicios…

_JFC9729La historia de la pizza está ligada al consumo del pan por parte de la humanidad. En el antiguo Egipto al descubrir la levadura empiezan a prepararse una especie de panes con la forma y el color del sol, con harina, agua y miel. En la antigua Grecia este pan fue evolucionando y le añadían grasa, especias, ajo y cebolla. En la época de Dario I el Grande los soldados persas le ponían al pan queso fundido y dátiles. En Italia se conocía como “pizza bianca” elaborada con pan, grasa, hierbas, ajo, cebolla, aceitunas… los ingredientes disponibles en la mayoría de los hogares humildes, era un plato al alcance de la mayoría.

Con la llegada del tomate a Europa desde América, este plato dio un giro inesperado. Siendo en Nápoles en el siglo XVI cuando se empezó a consumir los tomates como alimento mientras que en el resto de Europa no se consumieron hasta el siglo XVIII.

Al principio el tomate se consideraba venenoso y solo se utilizaba en la jardinería a modo decorativo, no eran contemplados como alimento, hasta que un día un campesino napolitano por su necesidad de comer, acompañó su pan de un tomate y le encantó, al sobrevivir se corrió la voz y a partir de entonces la gente humilde napolitana empezó a comer los tomates con sus panes secos. Convirtiéndose esta combinación de pan con tomate en un plato muy apreciado en la región de Nápoles. Al ser un plato consumido principalmente por la gente humilde, la mayoría no poseían un horno propio por lo que preparaban la masa en sus casas y se la llevaban al panadero para hornearla. Con el paso del tiempo, debido a su gran demanda, los pizzeros napolitanos crean su propio gremio, separado de los clásicos panaderos, preparando ellos mismos la masa y horneándola, volviéndose un plato muy popular entre la gente que se lo llevaba a su casa o se lo comía en la calle, apareciendo también vendedores ambulantes de este rico majar.

Es en el siglo XVII en Italia, concretamente en Nápoles, cuando aparece la pizza como plato popular tal y como la conocemos hoy en día.

Se abre la primera pizzería en el año 1830 “Port’ Alba”, a la que auguraban poco futuro y sin embargo sigue abierta hasta hoy en día.

Raffaele Espósito, un conocido pizzero de Nápoles de aquella época, dueño de la pizzería “Pietro il Pizzaiolo”, que hoy conocemos bajo el nombre de “Pizzeria Brandi”, en junio de 1889 fue el encargado de elaborar unas pizzas para los reyes italianos, Don Umberto I y Doña Margarita de Savoya, que se encontraban en Nápoles y se les antojó probar ese plato tan famoso que consumía la gente humilde de la ciudad, solicitando que se las llevaran a la residencia real. Raffaele Espósito horneó y envió a sus majestades tres pizzas diferentes: la primera, “Mastunicola”, elaborada con manteca de cerdo, queso y albahaca; la segunda, llamada “Marinara”, condimentada con ajo, aceite y tomates; y la tercera, que denominó “Monarca” con la que quiso honrar a los reyes dibujando los colores de la bandera nacional italiana (verde, blanco y rojo) con los ingredientes albahaca, queso mozzarella y tomates. Resultando esta última ser la preferida de la reina, por lo que fue rebautizada por Raffaele Espósito como “Pizza Margarita”.

A partir de ese momento todos querían probar la pizza preferida de la reina, por lo que se extendió por toda Italia rápidamente convirtiéndose en el símbolo gastronómico de todo el país y en un elemento unificador ya que todos desde la reina hasta el más humilde campesino podían comerla.

No pasó mucho tiempo para que la pizza fuera conocida y apreciada más allá de Italia y conquistase el mundo entero._JFC9741

La Pizza desde sus inicios…

La Gastronomía Italiana…mucho de que hablar.

-8F6WnWi.jpegHistoria de la Gastronomía de Italia

Italia es un país que le ha exportado al mundo su gastronomía. La historia nos cuenta que la comida italiana recibió influencia de otros países, tales como Grecia, África y los países asiáticos. Los griegos, africanos y asiáticos que se establecieron allá trajeron sus comidas y maneras de cocinar. Por ejemplo, los griegos hacían un pan plano, el cual, se imagina, llevó a la creación de la pizza.

El hecho de comer, para los italianos, no es un acto sencillo, tiene un significado mayor. Es un momento de socialización, un momento de unión con sus familiares y de esa unidad de la familia, se acredita, nacieron los platos ricos y variados. En que otro sitio podemos encontrar tantos museos dedicados a la gastronomía.

Y que decir de vinos y quesos italianos. En 1840, se introduce el parmesano a la gastronomía de Italia, el cual se usa en la mayor parte de los platos italianos. Y las bodegas tienen caldos excelentes como los Chianty o Marsala exportados a todo el mundo.

Referente a la pasta de Italia, podemos contar que hay relatos de que Marco Polo trajo la pasta del oriente. Pero, también se sabe que él volvió a Italia en el año 1295 y que antes de esa fecha ya había informaciones de la existencia de la pasta. Algunos afirman que fueron los árabes que inventaron la pasta, pues conocieron al trigo antes de los italianos.

Bueno, hasta hoy todas estas historias son cuestionables, pero, de una cosa los investigadores tienen certeza, el clima de Italia siempre fue bueno para el crecimiento del trigo duro, de donde viene la sémola. La sémola, se usa para hacer las pastas secas. Las pastas secas se hicieron populares en los siglos XIV y XV y en el siglo XVII se hicieron parte importante de la gastronomía de Italia, porque era un plato económico, que se podría adquirir fácilmente y versátil. Pastas secas contienen solamente agua y sémola.

La gastronomía de Italia es magnífica. Es una comida rica, pues es compuesta de frutas, legumbres, cereales, y especias que dan sabor. Y es una comida bella ya que hay una historia y un significado detrás de cada plato.

Ingredientes de la Gastronomía de Italia

La gastronomía italiana es rica en exquisitos platos únicos, tales como la pasta, las verduras, las hortalizas o legumbres gozan de una cierta atención culinaria, adquiriendo, respecto al medioevo, una nueva dimensión gracias sobre todo a un mayor recurso de los aromas locales. Por otro lado ofrece también una gran variedad de carnes, pescados, quesos con delicados aromas y cuidados postres, dependiendo de la población. Con todo ello, el ingrediente presente en la mayoría de los platos es la pasta “seca” o cocida en caldo, los diferentes tipos de arroz guisado, risottos, sopas, minestrones, etc.

Hay una gran elección de guisos y estofados además de la abundancia de platos con pastas estiradas (como la lasaña) y rellenas de macarrones. En el terreno de las frutas, los cítricos adquieren una posición prominente entre las comidas servidas como entradas.

La Gastronomía Italiana…mucho de que hablar.

Estamos a las puertas de una cata de Vinos… ¿qué significan las siglas I.G.T. , D.O.C., D.O.C.G. o I.G.P.?

 

_JFC9601

Cuando entramos en un Restaurante Italiano y pedimos la Carta de Vinos, al abrirla y ver que todos son italianos no hay que asustarse. Italia es el país con más diverso en variedades de vinos y denominaciones de origenes se refiere. Sus viñedos cubren de Norte a Sur y los antiguos griegos llamaron a Italia “Enotris” que significa “Tierra del vino”.

De sus denominaciones de Origenes tan diversas y sus tipos de uvas, destacamos hoy, las siglas que siempre acompaña a un buen vino italiano. Hoy la explicamos para que la relación entre clientes españoles y vinos italianos sea más fluida.

Indicazione Geografica Tipica (I.G.T)
Indica el nombre geográfico de la zona donde se produce el producto resultante. Una clasificación I.G.T. indica que el vino ha sido producido con al menos el 85% de uva de la zona.

Valle de Aosta permite el uso del término “Vin de pays”, mientras que para los vinos producidos en la provincia de Bolzano se pueden utilizar el término “Landweine”.

Denominazione di Origine Controllata (D.O.C)
Por D.O.C. (Denominazione di Origine Controllata dei vini) se indica el nombre geográfico de una zona vinícola especialmente adecuada. Los vinos producidos presentan características cualitativas, de cultivo y vinificación, definidas por el consejo regulador de la D.O.C.

Denominazione di Origine Controllata e Garantita, (D.O.C.G)
Prevista para los vinos de particular mérito y fama que indican una región, también en el ámbito internacional. Los vinos presentan características cualitativas, de cultivo y vinificación, definidas por el consejo regulador de la D.O.C.G., mucho más severas que en las otras denominaciones.

Indicación geográfica protegida (I.G.P.)
Designa un producto agrícola o alimenticio, cuyas características de calidad se atribuyen a la procedencia geográfica y la producción y/o transformación y/o elaboración se lleva a cabo en la zona geográfica. El I.G.P. no requiere necesariamente la producción in situ de las materias primas, mientras esto te permite obtener un producto correspondiente a los requisitos impuestos por la producción.

Esperamos con esta pequeña explicación sirva de ayuda para futuras visitas en restaurantes italianos. Os esperamos.

Estamos a las puertas de una cata de Vinos… ¿qué significan las siglas I.G.T. , D.O.C., D.O.C.G. o I.G.P.?

Que entendemos por maridar con vino.

_jfc2997Dentro de la enología, el maridaje de los vinos es uno de los puntos con mayor controversia. En una cata maridada, como las que solemos realizar en IL BASILICO, al fin y al cabo predomina una cuestión de gustos. A la hora de la verdad, elegir unos u otros vinos para acompañar a los platos que compongan un menú dependerá del tipo de alimentos que vayamos a preparar, la forma en la que los prepararemos y del gusto personal de nuestros comensales. ¿Como funciona la unión de sabores y aromas? Vamos a exponerlo en 5 puntos:

  1.  PENSAR EN EL MENÚ COMO ALGO GLOBAL. Hay que pensar en los elementos que componen un menú entendiendo que todos ellos formarán parte de una experiencia global. Tendremos siempre en cuenta una de las reglas de oro, los vinos que serviremos, irán en su recorrido enológico desde el más ligero hasta el vino con más cuerpo. Por lo tanto, los platos también irán en ese orden de intensidad. Así pués, los entrantes lo acompañamos siempre, en nuestras catas, de prosecco y vinos blancos o rosados, y seguidos de tintos jóvenes hasta los más maduros, y finalmente vinos generosos o dulces, como los moscatos, en nuestro caso.
  2. ENTENDER LOS CONCEPTOS DE PESO Y EQUILIBRIO. En el caso de los vinos, el peso y el equilbrio vendrán determinado por la intensidad y el cuerpo del mismo. En el caso de la comida, estudiamos en cada plato las materias primas utilizadas, grasas y hasta la intensidad de sabores y dificultad de digerirlo. En definitiva, ambos tienen que tener un peso y equilibrio parejo.
  3. ASOCIACIÓN O CONTRASTE. Se pueden maridar de las dos formas presentadas, por asociación, plato y vino se asemejan en intensidad y cuerpo, y por contraste, buscamos el contrapunto entre plato y vino. Dependiendo de las materias primas utilizadas en el menú, tomaremos la desición. En la mayoría de los casos, nos decantamos por la asociación.
  4. MANERA DE PREPARACIÓN DE LA MATERIA PRIMA. Damos prioridad a la forma en el que la materia prima están elaborada. Si el proceso de cocinar el alimento es sencillo y basico, será el momento en el que el vino predomine sobre el plato, tomará mayor protagonismo. En el caso contrario, con un plato con muchas elaboraciones, el vino acompañará a la materia prima, con el fin del lucimiento de ambos.
  5. CONFÍA SIEMPRE EN TU GUSTO. Al final, y tomando la teoría como un aprendizaje, el gusto juega el papel más importante en una cata maridada. La experiencia y tu paladar a la hora de distinguir sabores, texturas y aromas, es lo más destacable para elaborar el maridaje. Siempre tomamos como referencia una regla de oro: Elegiremos un vino que nos guste tomar sólo. Puede ser nuestra clave de éxito para nuestras catas.

 

Que entendemos por maridar con vino.

EL ARTE DE LA COCINA ITALIANA

Amor por la Materia Prima

Emprender un viaje gastronómico por Italia, ir a comer a un italiano conocido de nuestra ciudad o cocinar italiano en nuestra propia casa… a la mayoría sde nosotros se nos hace la boca agua. Los recuerdos se despiertan y en la lengua se vuelven a saborear las delicias que se han probado al otro lado del Mediterráneo. Delicados antipastos, pastas de todas las formas inimaginables, salsas exquisitas, pescado fresco y marisco, apetitosas ensaladas y frutas y verduras directas de la huerta, y carne de cerdo, de vacuno, de jabalí e incluso de cordero. Todo esto sin olvidar maravillosos productos de pastelería.

La cocina italiana nunca ha sido tan popular como actualmente lo es. Esto vale para el arte culinario de la misma Italia como para los que en el extranjero nos hemos introducido bajo la firma “cocina italiana” o el “Made in Italy”. Los tiempo donde sólo se hablaba de pizzas,  spaghetti, lambruscos o Chianti en botella de mimbre afortunadamente han pasado. Comerciantes,  restauradores, grandes cocineros e incluso artistas con renombre nos hemos propuesto cambiar la ideología de la cocina de nuestro país y, poco a poco, vamos dando pasos y recogiendo frutos. Quienes en nuestro restaurante desean un risotto y nos preguntan si el arroz es Carnaroli o Arbóreo,  tiene un cocimiento base de la elaboración de los risotto. Y por supuesto con el tema de los vinos, ya que por ejemplo en IL Basilico todos son Italianos, ya no nos sorprende que los clientes elijan un Prosecco sabiendo lo que piden. En definitiva,  un orgullo dar a conocer nuestra cocina.

Pero, ¿cual es nuestra cocina? En Italia no hay una sola cocina italiana.  Desde los Alpes hasta la punta de la bota,  transcurren unos 1.200 km. A esto añadimos 2 islas de gran extensión, Sicilia y Cerdeña. Sólo por su geografía Italia se despliega como uno abanico fascinante de Norte a Sur, pues la diversidad microclimática cuidan de la variedad de productos como Embutidos, Jamones y sobretodo, Quesos. Por supuesto también los Vinos. Este tema lo abordaremos en próximos post. Las vicisitudes historicas también han repercutido en los libros de cocina. Por ejemplo,  Sicilia sigue influenciada de la cocina árabe y en Trieste aun podemos probar el Goulash Astrohúngaro.

Estas reflexiones nos dió paso a elegir una de nuestras frases de presentación para il Basilico… Dar un paseo por las costumbres más arraigadas de Italia.  Y con esa idea nos despedimos hasta el próximo artículo. Os esperamos para dar este agradable paseo.

EL ARTE DE LA COCINA ITALIANA

UN TROZO DE ITALIA EN SEVILLA

_jfc2976

La cocina italiana… a vista de algunos, simple, sencilla y barata. Para otros comida rápida, sólo aderezada con nata o queso. Para nosotros, un arte, vocación, motivación e ilusión, ya no por trabajarla a diario sino por disfrutarla cada día. La gastronomía italiana cambia de Norte a Sur, como en casi todos los aspectos de la vida en todos los países.

En nuestro rincón privado de Italia en Sevilla aportamos nuestra experiencia, saber hacer, profesionalidad e ilusión.  Con la puesta en marcha de este blog, nuestra intención es dar rienda suelta a nuestra ilusión por dar a conocer la verdadera cocina italiana, productos autóctonos,  platos de regiones en concreto e incluso guías enológicas o gastronómicas.

Todo parte, como casi todo en nuestro restaurante,  de la opinión y críticas de nuestros clientes.  El trato que queremos ofrecerles siempre es el más cercano y le escuchamos como la parte más importante de nuestro negocio. Nos pedían cercanía y con este blog queremos recompensarles.

Y como cierre a esta primera entrada o introducción quería expresar lo que significa esa foto que adjuntamos, para nosotros el corazón de nuestra casa, el motor del restaurante, el celebró del cuerpo que formamos todos los integrantes de nuestro equipo… esos 25 metros cuadrados exigen diariamente pruebas de esfuerzo, empatia y ganas de hacerlo lo mejor posible, como si todos los clientes fueran nuestra familia que viene a comer a nuestra casa. Si alguna vez no hemos llegado a esas expectativas es el momento de pedir disculpas y esperarle de nuevo en nuestra casa. Les esperamos pronto y serán bienvenidos a “il basilico”  (basilico,  albahaca en italiano).

UN TROZO DE ITALIA EN SEVILLA